martes, 7 de junio de 2011

2011 06 06 Comunicado del Partido Democrático Popular Revolucionario-Ejército Popular Revolucionario

A LOS TRABAJADORES DE LA COMUNICACIÓN HONESTOS Y VERACES
A TODOS LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
AL PUEBLO DE MÉXICO
¡HERMANAS, HERMANOS, CAMARADAS!


Hasta el día de hoy la libertad de escribir y la libertad de imprenta contenidas formalmente en el artículo 7° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos no han podido ser garantizados ni respetados plena y realmente por el Estado mexicano.

La pregunta obligada es: ¿Por qué?, porque todas las libertades y garantías concedidas formalmente en nuestra Constitución Política están dentro del marco liberal del siglo XIX, siglo en el que se afianzó el sistema capitalista y con éste, la oligarquía, su clase y sus intereses.

A pesar de ese avance innegable, éste ha costado numerosas vidas y cientos de años-vida en prisión de ilustres hombres y mujeres que nos legaron estas conquistas.

Cómo olvidar a Ricardo Flores Magón, Librado, Praxedis y sus vidas a salto de mata por mantener viva la libertad de expresar sus ideales en sus hoy reconocidos e históricos periódicos, cómo no mencionar a Don Belisario Domínguez asesinado por la osadía de hacer valer su voz.

Pero… no, no terminaríamos si la intención fuera nombrar a cada uno de los periodistas, reporteros, impresores, difusores que a través de la historia han ofrendado sus vidas para que en México existiera una prensa independiente, objetiva y veraz.

No obstante, no podemos permitir que pasen inadvertidos los 9 periodistas víctimas de la desaparición forzada en diferentes lugares del país y los 68 periodistas asesinados durante el gobierno espurio de Felipe Calderón Hinojosa de los cuales 18 murieron en Ciudad Juárez; tampoco dejar de mencionar el hostigamiento que ha sufrido la revista Proceso, su fundador Don Julio Scherer García y quienes en un momento dado han sido sus reporteros o corresponsales y los que hoy laboran en la revista nacional e internacional.

No daremos nombres por temor a la omisión de respetables y admirables -por su tenacidad y veracidad- trabajadores de los medios de comunicación en sus diversas vertientes.

Lo que sí haremos es felicitarlos por su valentía, su honestidad y la trayectoria que los caracteriza, agradecer que precisamente por esas virtudes y valores nos han brindado cobertura en la difusión de nuestros Comunicados y periódico El insurgente, reconocer que aun ante el embate de la censura oficial y los riesgos han salido airosos de la autocensura, lo que ha permitido no allanarle el camino al autoritarismo, al fascismo.

Pero, no basta ya con un periodismo independiente, objetivo y crítico, urge un periodismo que vaya más allá de la oposición y conforme una corriente de opinión que continúe coadyuvando a nuestro pueblo a adquirir conciencia de las posibilidades de lo que con la organización y participación alcanzaríamos, ayudar a desenajenarlo y juntos, todos construir la conciencia que se necesita para no sólo acompañar sino también participar activamente en la transformación radical de nuestro país para no tener que callar por miedo, dejar de escribir por temor y chaquetear por sobrevivencia.

Transformar la indignación, la rabia y el dolor en valentía adquirida a fuerza de vencer ese mismo miedo y la soledad vivida, dar un paso más allá del abrazo solidario y fraterno.

Siempre hemos remado contracorriente, sobre todo ahora que la autocensura es más fuerte que la propia censura de los poderes fácticos es decir la oligarquía. Sin embargo cómo dejar pasar desapercibidas las movilizaciones que se están gestando en el seno de nuestro pueblo debido a la indignación por la injusticia permanente, la impunidad continuada o la corrupción hasta la médula de funcionarios e instituciones en los tres órdenes de gobierno. Cómo contener la rabia y el dolor. ¡Es imposible ya!

Por eso hoy, nos sentimos con la obligación de transmitir algunas de nuestras experiencias.

En referencia al diálogo que ofrece Felipe Calderón Hinojosa a Javier Sicilia convertido en el crisol del sufrimiento, dolor, indignación y rabia de miles y miles de hombres y mujeres de todas la edades que lo acompañan porque como él sufren la pérdida de un ser querido o más. Y porque a pesar de los intentos por décadas del Estado México-norteamericano de destruir totalmente el tejido social, sobreviven valores y principios como la solidaridad, la fraternidad, la veracidad, el amor y la valentía suficiente para enfrentarlos de mil maneras.

Entendamos que la buena voluntad y las buenas intenciones no bastan, desgraciadamente el pueblo de México nos enfrentamos a una estrategia político militar urdida por el imperialismo norteamericano y aceptada por gobiernos mexicanos primero del PRI y ahora del PAN, la doctrina de Defensa y Desarrollo Interno, (DDI) que ha estado siendo instrumentada en todos los ámbitos de la vida nacional durante décadas y hoy con el Plan México.

La propuesta de diálogo no es más que una salida de Felipe Calderón, porque no le interesa el diálogo como tal, sino frenar la organización que se está desarrollando para terminar el periodo que usurpó y emprender la huida. No le interesa dialogar con una representación, menos con el pueblo, ni de manera privada menos de manera pública. No le interesa que la justicia llegue a todos los rincones del país, menos resarcir los daños que sus políticas han causado en el pueblo.

Sólo le interesa sostener la máscara de democracia que ostenta, hacer promesas que jamás cumplirá, pactos que no honrará, firmar tratados internacionales que no ratificará y tampoco cumplirá. Le interesa acallar las voces cuyo eco ya se escucha allende las fronteras y encubrir su verdadera naturaleza.

Ahora bien, lo que es necesario es construir como nosotros decimos una alternativa que contenga todas las formas de lucha y converjan en una alianza sin discriminar la lucha electoral ya que en ella también se encuentran hombres honestos de sanas intenciones que no existen en el PRI ni en el PAN en todo el país y menos en el estado de México.

Todos estamos obligados a evitar más derramamiento de sangre de nuestro pueblo y estas experiencias que estamos viviendo nos conducen a la necesidad de prepararnos para la autodefensa, no sólo a través de las herramientas que proporciona el conocimiento de los derechos humanos porque es imposible que las instituciones existentes destinadas a protegerlos cumplan a cabalidad su función y las organizaciones no gubernamentales de defensa de los derechos humanos están acotadas tanto por los constantes ataques del Estado mexicano de los que siguen siendo víctimas y por su necesidad de sobrevivencia.

Volvamos los ojos a las experiencias actuales de organización masiva en Asia, África y Europa, detengámonos por un momento en Libia, ahora en España, en donde el no voto, el hartazgo de la incongruencia del PSOE condujo al triunfo de la derecha, no precisamente para mejorar las condiciones de vida del pueblo español sino para continuar con la profundización del neoliberalismo.

La correlación de fuerzas a nivel nacional e internacional obliga a tomar en cuenta la lucha electoral, aprendamos la lección de la votación presidencial del 2000. Como se trataba de sacar al PRI de la presidencia, por desconocimiento o propositivamente se permitió con el “voto útil”, el “voto de castigo” o la anulación del mismo que llegara la derecha con un arribista corrupto como Vicente Fox y después en el 2006, la falta de claridad y la insuficiente organización real, permitieron que se consumara un fraude que ha costado al pueblo más de 40 mil vidas y más de 9 mil víctimas del delito de lesa humanidad de desaparición forzada.

Abundando en la experiencia de España, vayamos a Barcelona en donde a pesar de la legitimidad de las exigencias, su actitud pacífica y creativa, el movimiento de “los indignados” fue agredido porque el sistema capitalista se niega a morir y el imperialismo busca y rebusca políticas como el neoliberalimo que le devuelvan el aliento y dé continuidad a la explotación y la expoliación de los pueblos del mundo al tratar de ignorar las leyes dialécticas del capital y que tarde o temprano serán desplazados y derrotados por los pueblos hambrientos a costa de quienes han creado sus fortunas.

Es una obligación de todos prepararse para la autodefensa, para no seguir inermes ante el autoritarismo y la represión, defender las libertades de expresión, de libre circulación, de reunión y sobre todo, insistimos, el derecho a cambiar la forma de gobierno.

Que no nos sorprenda una vez más la represión, estemos todos dispuestos desde las trincheras seleccionadas para defendernos y tomemos como arma para vencer desde la pluma honesta y veraz, la marcha combativa, el mitin oportuno, la propagandización y brigadeo hasta el último confín del país, enarbolemos el arma de la razón y también cuando sea inevitable la razón de las armas.


¡ACOMPAÑÉMONOS TODOS DISPUESTOS A RECURRIR A LA AUTODEFENSA!
¡A DEFENDER LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y PRENSA!
¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!
¡A EXIGIR LA LIBERTAD DE TODOS LOS PRESOS POLITICOS Y DE CONCIENCIA DEL PAIS!
¡POR LA PRESENTACION DE TODOS LOS DETENIDOS DESAPARECIDOS!

¡POR LA REVOLUCION SOCIALISTA!
¡VENCER O MORIR!
¡POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS!
¡RESUELTOS A VENCER!
¡CON LA GUERRA POPULAR! ¡EL EPR TRIUNFARA!

COMITE CENTRAL
DEL
PARTIDO DEMOCRATICO POPULAR REVOLUCIONARIO
PDPR

COMANDANCIA GENERAL
DEL
EJERCITO POPULAR REVOLUCIONARIO
CG-EPR

Año 47.
República mexicana, a 6 de junio del 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada