martes, 24 de abril de 2012

Comunicado del PDPR EPR VERACRUZ DE IGNACIO DE LA LLAVE, 17 DE ABRIL DE 2012

AL PUEBLO DE MÉXICOA LAS ORGANIZACIONES NO GUBERNAMENTALES DE DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS NACIONALES E INTERNACIONALES
A LAS ORGANIZACIONES POPULARES, POLÍTICAS Y REVOLUCIONARIAS

¡HERMANAS, HERMANOS, CAMARADAS!

En cumplimiento de las recientes determinaciones políticas-ideológicas de nuestras máximas instancias de dirección política-militar: Buró Político, Comité Central y Comandancia General, el Comité Estatal de Veracruz de nuestro partido (PDPR) y la comandancia de zona de nuestro ejército (EPR) nuevamente hacemos acto de presencia escrita, mediante el planteamiento de la situación general que prevalece en nuestro estado.

Javier Duarte de Ochoa llega al poder atado a los grupos de su artífice y patrón político, Fidel, al que le debe ser huésped en turno de la casa Veracruz, inicia su administración con titubeos y debilidad, -copada por dantistas y fidelistas, -las arcas ya fielmente saqueadas con la misión de asegurar impunidad a la familia Herrera-Borunda y “asociados” por lo cual de manera desesperada y servil se somete a la política del ilegítimo Felipe Calderón en su “guerra contra la delincuencia organizada y el narcotráfico” buscando un punto de apoyo económico y policiaco-militar y así gobernar para los suyos; acá se dice que le entregó todo a Calderón.

Duarte, con la fallida intención de deslindarse de Fidel, cambia slogan y color, la frase “vamos bien y viene lo mejor el futuro” que hereda de su antecesor, es sustituida por la palabra “prosperidad” y el rojo por tonos multicolores que esbozan la indefinida e infinita trenza de Rapunzel. El reemplacamiento tal cual se hizo, obedece a la subordinación a Calderón en las medidas fascistas de control de la población y es una medida coercitiva propia del terrorismo fiscal. De paso, anular el “late con fuerza”.

En lo que va de su administración Duarte ha mostrado ser un gobernador indolente y manipulador, no busca ni siquiera disminuir los altos índices de desempleo, marginación, pobreza, hambre y miseria, utiliza un discurso demagógico y de campaña electoral que se remite a engrandecer obras en su mayoría de relumbrón, presenta hiperactivismo político militante, promociona imagen y proselitismo para su partido con miras a la sucesión presidencial de 2012, que por la cercanía del proceso electoral el doctor ya se enfunda nuevamente chalecos rojos.

El programa gubernamental “adelante”, creado ex-profeso para disputarse la clientela electoral con los programas asistenciales federales del mismo carácter contrainsurgente, dirigido a miles de familias que viven en la pobreza y marginación -más de cuatro millones en los 212 municipios- y en 34 de estos un millón y medio sobreviven en total desamparo social ¡en la miseria! Luego entonces, “adelante” significa solo retroceso para nuestro estado: control social, administración de la pobreza y táctica electorera.

Tanto los programas federales como estatales, son diseñados NO para combatir la pobreza, como se propagandizan, sino son parte fundamental del contenido ideológico para el control y mediatización social, de la Guerra de Baja Intensidad, su objetivo principal es combatir por diferentes medios la inconformidad que genera la pobreza, miseria y opresión política, pretendiendo evitar que se convierta en protesta y lucha popular.

Antes del susodicho “adelante” llegaron sí por delante los sardos y la policía federal para mostrar la “firmeza” del gobernador y como distractor ante las carencias de la administración entrante, se desató a las fuerzas represivas del Estado. Aceptados los condicionamientos de Calderón, se planta la tropa federal de manera permanente a lo largo y ancho del territorio veracruzano, imponiéndonos la violencia y el terror del “Veracruz Seguro”.

La militarización es generalizada en casi todos los aspectos de la vida y trabajo en la entidad, hostiga y aterroriza en el campo y la ciudad, pobladores veracruzanos la han llamado una guerra equivocada porque se dice que es contra los “malos” y los que pagamos el pato somos el pueblo al ser criminalizado y reprimido. So pretexto de perseguir a un delincuente las fuerzas represivas toman las calles por horas en las que circulan apuntando sus armas a los transeúntes ¿y quien informa que sucede? Nadie. La mayoría de los medios de comunicación amordazados o $ometidos guardan el mas completo silencio cómplice. Y los periodistas y medios que valientemente lo hacen son perseguidos, donde el doctor JDO manda amenazas personales.

El fuero militar y la impunidad del ejército federal y marinos no tienen límite. Desde la llegada de las tropas federales se ha sentenciado a 24 mil presuntos delincuentes y han capturado a cerca de siete mil; los detenidos-desaparecidos por motivos políticos y sociales en su mayoría de extracción popular rebasan la cifra de seiscientos cuyas edades fluctúan entre los 17 y 30 años, en lo fue el sexenio de Fidel y lo que va de Duarte, de los desaparecidos tan sólo en Xalapa 80 son mujeres; todos sin excepción etiquetados sin mayor trámite como presuntos criminales, sin importar edad o sexo.

La acción lesiva e impune del aparato policiaco militar han convertido la proliferación de cientos de carteles de manufactura casera en hojas bon y los que tienen más recursos en mantas, en ambos casos la característica es el apremio y la desesperación por el ser querido “extraviado” o “perdido” como parte del paisaje urbano de las principales ciudades. El temor y la despolitización de amigos, familiares y compañeros de lucha los inhibe para exigir al Estado mexicano y sus administradores en turno su presentación con vida como un desaparecido por motivos políticos o sociales. 

Para garantizar la impunidad de las tropas, la cúpula militar del ejército federal y marinos en complicidad con Javier Duarte han asaltado y tomado el control de delegaciones de tránsito, policía intermunicipal y policía estatal, destacan los casos del puerto y ciudad de Veracruz, Xalapa, Fortín, Orizaba y Córdoba ¡que coincidencia!, es el principal corredor industrial-comercial-turístico-financiero de todo el estado.

El mismo patrón de operación que se desplegó en otros estados de la República se está reproduciendo: primero, aparecen de manera ostentosa sujetos ajenos al lugar (comunidad, pueblo, ranchería o ciudad) se riega el rumor de que llegaron los míticos “zetas”… acto seguido llegan los sardos, marinos y policías, amagan, interrogan, retienen a la población en general, que ante el terror interrumpe su dinámica cotidiana, pero los “mimetizados” zetas permanecen ahí y no se van porque son la justificación casi perfecta para que la tropa federal siga ahí. Los malos hacen de parques, gasolineras, tiendas de coveniencias y plazas públicas su centro de operación con todo su característico atuendo y vehículos que sobresalen a la vista de todos, con ellos no pasa nada.

De por sí, en nuestro estado los asesinatos y desapariciones por motivos políticos, no es cosa nueva, la diferencia es que anteriormente la hacían bandas paramilitares, la columna volante y pistoleros a sueldo todos por ordenes de caciques regionales y en complicidad con el Estado mexicano, de igual forma, han sido una constante soterrada los feminicidios y asesinatos de carácter homofóbico. En la actualidad esta realidad de violencia y sadismo se dispara por la presencia del ejército federal y los marinos en las calles, los muertos y detenidos desaparecidos ahora son de manera franca ultimados por sardos, marinos y paramilitares. Veracruz “seguro” ha representado el aumento de asesinados en frecuencia y cantidad de manera ascendente, que se cuentan por decenas de miles, cuyas denuncias se ahogan en impotencia y temor de los seres cercanos a los victimados.

El Veracruz “seguro”, repite puntualmente el objetivo contrainsurgente de la guerra de Calderón, , al intensificar y masificar el despliegue policiaco-militar-paramilitar, las fuerzas represivas locales, estatales y municipales, operan sobre la táctica del terror y de manera conjunta actúan en las regiones del estado donde hay toda una trayectoria histórica de lucha popular en zonas urbanas y rurales, como es el Istmo, la sierra de Soteapan, el puerto de Veracruz, la sierra de Zongolica, Río Blanco, la sierra de Totonacapan y la parte norte del estado Huasteca alta y baja. Y como antaño nuestra ciudad capital -Xalapa- es escenario de la más atroz violencia institucional por ser el centro de inconformidades y luchas populares.

Regiones de organización y lucha popular que hoy intentan criminalizar -Calderón y Duarte- mandando “adelante” a sus paramilitares bajo el mote de “zetas”, provocan supuestos enfrentamientos, asaltos a mano armada a repartidores de mercancías, siembran narcomenudistas, arrojan cuerpos, liberan a secuestrados, extorsionan, abandonan diferentes tipos de autos y camiones en las cercanías donde las organizaciones populares tienen presencia… Montaje incriminatorio al estilo fílmico de Genaro García Luna, que se conjuga con el eco de algunos periodistas sin principios y escrúpulos que con sus acusaciones o señalamientos, van armando un expediente de delitos contra militantes de organizaciones populares.

Parte del terror de Estado lo despliegan al soltar rumores, vienen los “malos”, logran que una parte de la población atemorizada decida no salir de sus hogares, cierren comercios, oficinas y escuelas en todos los niveles. Son ensayos fascistas de control y paralización social de una zona, posteriormente llegan policías federales y sardos a patrullar, “dar pláticas” de cómo cuidarse de los “delincuentes” inculcándoles que denuncien movimientos “sospechosos” y que las cortinas de sus casas deben estar abiertas de par en par y en caso de que estén cerradas son potencialmente una guarida de “malos” y el acabóse, militares haciendo operación mochila en planteles educativos de nivel medio superior. Invitan a la población a hacer denuncias anónimas y mas tarde aparece asesinado el denunciante.

El Veracruz próspero que promueve el ejecutivo estatal que “atrae” grandes inversiones y megaproyectos (mineras e hidroeléctricas de capital transnacional, cementeras de empresarios nacionales, complejos turísticos y desarrollo inmobiliario) es a costa de la depredación de ecosistemas, medio ambiente y graves perjuicios a la población principalmente en el área rural y suburbana que es donde se construye-destruye; causando daños irreversibles a la naturaleza y salud de sus habitantes; jugosas ganancias para la oligarquía nacional y transnacional. La Goldgroup, Minera Teck, Agroetanol, Protoma, Moctezuma, Apasco donde tiene activa participación el capital financiero del Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Mundial (BM) y Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Para los pueblos: contaminación, epidemias, agudización de las enfermedades de la pobreza y desplazamientos forzados de población. Son proyectos impuestos de manera déspota por encima del interés popular y la naturaleza, para beneficio de los grupos de potentados nacionales y extranjeros.

Es la agresión neoliberal a lo que queda de la otrora abundante riqueza en biodiversidad y recursos naturales, en tierras, flora, fauna, cuencas hidrológicas, manglares y humedales con sus respectivos climas que conforman el territorio veracruzano. El potencial del campo, es decir, la producción agropecuaria, y con ella la silvicultura, apicultura y piscicultura han sido devastadas y quebradas. Y no es porque nuestro pueblo campesino, pequeño productor, jornalero, obrero, pescador, sea flojo o incapaz, sino que es el resultado de la eterna marginación, explotación y opresión caciquil de que hemos sido objeto por décadas bajo la dirección y tutela del Estado mexicano.

Mucha inversión para infraestructura e ilimitados recursos económicos para servicios y megaproyectos industriales, comerciales, inmobiliarios y financieros, mientras que para la atención a la salud sólo placebos y paliativos. En la entidad, al igual que en todo el país, la mayoría de acciones que emprenden los tres órdenes de gobierno en materia de Derechos sociales como la salud, lo sustancial es la publicidad mediática. La escasa inversión a la salud en sus distintos niveles impiden revertir las enfermedades de la pobreza (desnutrición, infecciones gastrointestinales, infectocontagiosas de vías respiratorias), incluso se ven incapaces ante el brote epidemiológico de enfermedades tropicales que azolaron al territorio veracruzano en los tiempos de la colonia.

En ese maltrecho y selectivo sistema de salud, el gobierno de la fidelidad le endosó varios elefantitos blancos al de la prosperidad, para botón de muestra los hospitales regionales de Álamo, Temapache, Nautla y Tlaquilpa; aunado al pobre funcionamiento de las clínicas y centros de salud que son una maraña de ineficiencia, insuficiencia, condicionante y control social, bajo la estrategia que desarrollan todas sus políticas de atención –sujetos a los lineamientos de la GBI-, con el “afable” rostro de “oportunidades”… “para sobrevivir mejor”. ¿Vitaminas para corregir anemia? Si lo que al pueblo le falta es comida y condiciones de vida dignas de un ser humano.

En el rubro de educación 669 mil adultos y jóvenes colocan al estado en el primer lugar nacional de analfabetismo, de acuerdo a territorio y población; de cada 100 personas mayores de 15 años, veinte ni siquiera han concluido la educación primaria y así se continúa hasta llegar a que sólo ocho concluyen estudios profesionales, tan sólo en la capital, llamada la “Atenas Veracruzana”, hay un rezago educativo de casi 300 mil, en los 3 niveles de educación básica, no se diga ya en las regiones serranas que sobreviven en condiciones de marginación y miseria. La UV año tras año rechaza mínimo a 24 mil aspirantes para ingresar a la máxima casa de estudios del estado.

Ante la falta de alternativas para cursar la educación básica y fuentes de empleo miles de veracruzanos migran hacia el valle de México, occidente y norte del país, el abandono de la familia y el terruño, de parte de parientes y paisanos se ha vuelto un fenómeno social que desgarra a familias y comunidades enteras, pero a su vez, sirve como en otras entidades del país, en oxígeno y parte del soporte a la economía local que inicia desde la congregación pasando por lo municipal para impactar en lo estatal, no sólo hay “juarochos”, la migración es una constante resultado de la exclusión al derecho constitucional a alcanzar desarrollo y progreso social de miles de veracruzanos. La promocionada prosperidad es demagogia, sus acciones son de oropel y discriminatorias.

Económicamente el estado de Veracruz está endeudado y en algunos casos vía hipoteca a capitales privados nacionales y extranjeros, además de la deuda con el gobierno federal, el desarrollo es solamente en lo macroeconómico y de manera específica con todo el impulso del gobierno en el sector servicios para construir emporios turísticos que se convierten en centros de blanqueo de dinero ilícito, situación económica que caracteriza a una economía subdesarrollada que depende del flujo temporal del dinero de convencionistas y vacacionistas nacionales o extranjeros.

Caudalosas ganancias de dinero que no se emplean para el desarrollo integral de Veracruz, pues las grandes sumas recabadas de la temporada van directo a la bolsa de los grandes empresarios que especulan y reinvierte únicamente en el mismo sector.

En esa maligna promoción mercantil de difundir a Veracruz al interior del país y el extranjero se organiza la Cumbre Tajín, -exacerbando peligrosamente una actitud chovinista- con una exagerada comercialización, que pobladores de Papantla-Tajin y alrededores le han entrado -por necesidad de ingresos- a la vendimia grotesca de los vestigios arqueológicos, de ritos y costumbres culturales de nuestros antepasados, ahora cada marzo atípicamente los pobladores se disfrazan de naguas, calzón y botín, no por ser fieles a la tradición sino porque así conviene al interés económico del gobierno del estado y al capital privado al que nada importa la paulatina e irreversible destrucción que el espectáculo anual causa a la majestuosidad de esa ciudad Estado de la cultura totonaca.

Ante la generalización y profundización de las desigualdades económicas y sociales; ante la opresión política y la represión institucionalizada; ante el desaforado fuero y la impunidad de militares y marinos; ante la criminalización de la pobreza, protesta y lucha popular; ante la discriminación de los pueblos indígenas y ataques paramilitares en el campo y ciudad; ante los ataques homofóbicos que prevalecen en nuestro estado; ante cada desaparición de jóvenes y jovencitas que según las autoridades “se van de su casa”. No guardemos silencio, exigir su presentación con vida y el absoluto respeto a los Derechos Humanos corresponde en primera instancia a amigos, familiares y compañeros de lucha, hasta lograr que sea una demanda que enarbole todo nuestro pueblo.

Hacemos un llamado al pueblo veracruzano en general a protestar organizadamente y a sus organizaciones populares que digna y valientemente se manifiestan y movilizan a continuar con esos esfuerzos en la defensa de nuestro Derechos fundamentales, el medio ambiente, la libertad de organización, por la libertad de los presos políticos y por la presentación con vida de todos los detenidos desaparecidos por motivos políticos y sociales para avanzar en la UNIDAD de todo el pueblo. Arribando a formas superiores de organización y lucha como es la autodefensa popular de las masas.

Nuestro Partido está presente exigiendo desde la franja litoral, montañas, llanuras y selvas la presentación con vida y en libertad de nuestros compañeros Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez (a cinco años de su detención-desaparición a manos del Estado mexicano) así como de todos los detenidos desaparecidos del país por motivos políticos y sociales. 

¡VIVOS SE LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS!
¡A EXIGIR LA LIBERTAD DE TODOS LOS PRESOS POLÍTICOS Y DE CONCIENCIA DEL PAÍS!
¡POR LA PRESENTACIÓN DE TODOS LOS DETENIDOS DESAPARECIDOS!

¡POR LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA!
¡VENCER O MORIR!
¡POR NUESTROS CAMARADAS PROLETARIOS!
¡RESUELTOS A VENCER!
¡CON LA GUERRA POPULAR! ¡EL EPR TRIUNFARA!

COMITÉ ESTATAL DE VERACRUZ
DEL
PARTIDO DEMOCRÁTICO POPULAR REVOLUCIONARIO
PDPR

COMANDANCIA DE ZONA
DEL
EJERCITO POPULAR REVOLUCIONARIO
EPR

Año 48.
Veracruz de Ignacio de la Llave 17 de abril de 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada